pasos-metodo-sapiens

Probablemente ya sabes qué es eso de Sapiens: una metodología para comprender cosas, tareas, proyectos, marcas, empresas, disciplinas… Sapiens está permitiendo a elBullifoundation documentar, reordenar y reclasificar la restauración gastronómica. Pero Sapiens puede aplicarse a muchos campos sobre los cuales queramos explorar. Por este motivo, es muy importante poder tener una serie de puntos que hay que seguir de manera ordenada con el fin de poder sacarle el máximo rendimiento. Estos pasos son los siguientes:

 

  1. ¡Ordena!: el orden es eficiencia. Todos tenemos la capacidad de diferenciar los elementos, los objetivos, identificar categorías y decidir la prioridad de los usos. En este caso, se empezaría ordenando toda la información de datos como cuántos paleontólogos hay en Cataluña, cuántas exposiciones se han hecho de paleontología en los últimos diez años, cuántos visitantes han tenido estas exposiciones, qué es lo que a la gente le gusta de la paleontología, entre otros…

 

  1. ¡Contextualiza!: “¿Cómo te comerías un elefante? ¡A trozos!”. Esta pregunta, planteada en la exposición, nos recuerda que, para solucionar un problema complejo, hay que fragmentarlo. Se llevaría a cabo un análisis exhaustivo de los todos los elementos anteriores para delimitar el objeto de estudio: la exposición de paleontología.

 

  1. ¡Clasifica!: para que la información se convierta en conocimiento tiene que ser accesible, es decir, tiene que clasificarse. “Clasificar todos los elementos de una misma disciplina o campo nos permite saber qué conocemos y qué nos falta por conocer”, se explica en la exposición Sapiens. Comprender para crear. Dimitri Mendeléyev creó en 1869 la tabla periódica y se dio cuenta de que faltaban elementos. Hasta el 2016 no se ha clasificado la tabla de elementos superpesados. Clasificar todos los elementos de una misma disciplina permite determinar qué sabemos y qué nos falta por saber. En este caso, se detectarían los elementos que faltan por conocer de una exposición de paleontología.

 

  1. ¡Imagina!: uso de las herramientas, técnicas y tecnología. Desde el primer cuchillo de piedra hasta el de acero ha habido un largo camino. Por medio de la evolución de una herramienta como es el cuchillo, en la exposición se muestra cómo interfieren en el proceso las diferentes técnicas y la tecnología. Aplicando este ejemplo se puede analizar cómo han evolucionado las exposiciones de paleontología, las herramientas que se han utilizado para conseguirlo, así como las técnicas y la tecnología que se han aplicado, para poder analizar cómo son las exposiciones actuales.

 

  1. ¡Crea!: en la exposición de Ferran Adrià se aborda este paso mostrando las diferentes formas en las cuales se puede hacer la receta del pan con tomate. Un elemento sencillo como es el tomate se puede presentar en formas diversas: creando espuma de tomate, tomate crujiente, mousse de tomate, entre otros… Aplicando este ejemplo a la paleontología, ¿qué formatos diferentes puede adoptar una exposición de paleontología? ¿Con qué técnicas se crearían estos formatos?

 

  1. ¡Comprende!: la exposición Sapiens. Comprender para crear culmina con la creación de un mapa. El mapa es la herramienta para “fijar” temporalmente las relaciones, poder observarlas globalmente e imaginar posibilidades disruptivas o innovadoras. Por eso, se crearía un mapa con todos los conceptos que se han citado anteriormente y, así, se podría tener una visión global del proceso que se ha analizado, como es el de la elección de una exposición de paleontología. Con todos estos elementos plasmados en el mapa, se podría tomar una decisión de la exposición de paleontología que se realizaría finalmente.

Ahora es tu turno para ser disruptivo y empezar a explorar desde otro punto de vista.